Daniel y Alejandro Pintó son los autores del libro: “Las veinte joyas de la Cocina Española”

Enviado por el Prof. Xavier Martínez

Hemos llegado a un momento de colapso gastronómico, donde nuestro conocimiento no está preparado para seguir recibiendo nuevos cambios, propuestas y visión de futuro. Es una sinfonía de éxitos  que sin duda han llevado a nuestro país a las cotas más altas del reconocimiento gastronómico internacional más elitista. Enhorabuena a todos los cocineros creativos que seguirán sorprendiendo con su ingenio y capacidad.

No obstante permitirme que empiece a dudar sobre nuestra propia capacidad para disfrutar y, sobre todo, entender el auténtico concepto de creatividad y originalidad.

Desbordados en los últimos años de reconocimientos, premios, menciones y otras lindes, es el momento de hacernos una bien merecida reflexión. ¿Donde está nuestra identidad gastronómica tradicional? ¿Ya no se habla de ella?. Claro, seguramente no es noticia.

Como dijo Oscar Wilde: “El inconveniente de formar parte de una moda es que puedes desaparecer con ella”. En un momento donde ya empieza a ser aburrido hablar siempre de un mismo planteamiento o concepto culinario se empieza a recuperar lo esencial, la castidad, la pureza, la nobleza, en definitiva, tomar consciencia de nuestras raíces y valores gastronómicos tradicionales y que han sido fuente de inspiración de arriesgadas propuestas de hoy en día. Por favor, no lo olvidemos jamás.

La tradición forma parte de nuestra cultura, de nuestra manera de ser; nuestras raíces como pueblo, con identidad histórica y que en muchos casos –salvo falsos imitadores—, son el reflejo de nuestra alma y nuestro espíritu.

En un momento de tanta información gastronómica monotemática, se agradece el interés, que poco a poco, va volviéndose a recuperar por nuestra riqueza gastronómica tradicional más popular.

Un buen ejemplo de ello es la obra gastronómica recién horneada de los autores: Daniel y Alejandro Pintó, ambos ex-alumnos de la Escuela Superior de Hostelería de Barcelona (ESHOB) que han titulado sabiamente: “Las veinte Joyas de la Cocina Española”

Como decís en vuestro libro, lo clásico no se puede alterar puesto que se destruye la pureza original de lo que es y seguirá siendo “esencia y raíz”.

La sociedad gastronómica está reconduciendo su actitud y vuelve a dar la cara a lo que siempre ha sido nuestro producto gastronómico por excelencia y, que como buenos anfitriones, hemos sabido ofrecer y seguiremos haciéndolo durante muchos años, con nuestro mejores niveles de cortesía y atención como bien nos avala la prensa internacional especializada en nuestro sector y todo ello, pese a quien le pese.

Basta ya de falsas apariencias, de falacias gastronómicas, de hipocresía tentadora en las formas escenográficas, cuando detrás de todo ello se esconde la más pobre de las intenciones de la condición humana: imitar lo inimitable. Seamos pues conscientes de nuestras posibilidades, tanto como clientes, responsables de fogones, propietarios de proyectos emprendedores, informantes monotemáticos, etc.

Y si alguien tiene alguna duda, miremos hacia atrás, levantemos los manteles y recordemos lo que nuestra tradición gastronómica ha dado a nuestro país para que hoy en día sea considerada una potencia culinaria, de servicio y atención de primer orden a nivel mundial.

No defraudemos a lo que no se lo merece: nuestra conciencia, nuestro espíritu y nuestro conocimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s