Alumna de ESHOB presente en “Whisky Live Barcelona 2010 y IV Open Whisky Cocktail”

Enviado por el Prof.  Xavier Martínez Aguilar

Whisky Live es una feria internacional que se realiza tanto en Madrid como en Barcelona y en donde se presentan las destilerías de whisky más importantes de todo el mundo.

Para la edición actual de este certamen internacional de lujuria gastronómica que se ha celebrado en el Hotel Hilton Barcelona  el pasado fin de semana, 17 y 18 de octubre se ha contado con la presencia de Dominic Roskrow, periodista gastronómico especializado en whiskys y autor de varios libros sobre este aguardiente y que en cada uno de ellos recoge las experiencias que ha ido acaudalando a lo largo de sus últimos veinte años visitando las destilerías más importantes de Escocia, Irlanda y EE.UU.

Roger Viusà, uno de los mejores sommelliers de Europa, y Felip Llufriu, estrella Michelin por el restaurante MOO, así como Alex Illa, experto enólogo, presentaron  las propuestas de maridaje más sorprendentes con diferentes tipos de whisky y whiskey.

Javier Caballero, uno de los “bartenders” más importantes del mundo y, autor de la coctelería molecular,  sorprendió a los asistentes con sus atrevidas composiciones al que resaltó las diferentes texturas y sabores, como una manera distinta de tomar un cóctel.

Y, por fin, el tan esperado concurso de coctelería en donde participaron barmans muy importantes de la cultura del Bar en Barcelona. Representando a la Escola Superior d’Hostaleria de Barcelona asistió Judith López, alumna de Diploma Superior de Sala, quien tuvo la valentía y el coraje de competir con los mejores barmans del momento consiguiendo un más que merecido y honroso quinto puesto.

Su propuesta fue la siguiente:

PULPA DE TAMARINDO FIZZ

Ingredientes para una copa:

7 cl. Whisky Glen Grant Single Malt

6 cl. Pulpa de Tamarindo Brasfrut

4 cl. Lime Juice Rives

6 cl. Jarabe de Azúcar

Clara de huevo pasteurizada

Acabar de llenar con  Soda Water Mist Nordic

Servido en vaso “High Ball”, se trata de un cóctel  refrescante, un tanto ácido y sutilmente carbónico que al servirlo con dos cubitos de hielo lo hace muy agradable para tomarlo en ambientes festivos.

Su color marrón, obtenido por la pulpa de tamarindo, recuerda las aguas turbias del amazonas a su paso por Brasil y que  en octubre se dan las típicas lluvias monzónicas que hace que las aguas se encrespen y formen remolinos de espuma.

Sin duda, todo un homenaje al fruto tropical brasileño por excelencia y a Alfred Rusell Wallace, explorador y naturista escocés del siglo XIX, que se adentró por los afluentes del Amazonas y que fue un gran bebedor de whisky, sin olvidar una de las estampas vírgenes más bonitas del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s