¿Existe el maridaje perfecto?

El pasado 8 de Abril, tuvimos el placer de compartir con Agustí Torelló una masterclass sobre maridaje con cava, en el Primer Congreso de Hostelería ESHOB.

551226_10151588804173428_85105681_n

DSC_0697

Agustí es, sin duda, un ejemplo de enólogo con entrega y dedicación.

Disfrutar de un buen cava es un placer pero si logramos maridar el cava con la comida perfecta alcanzaremos la exaltación de nuestros sentidos.

Agustí estableció un paralelismo del maridaje con cava y el maridaje emocional, recalcando que cada ocasión requiere un determinado cava: una boda, un bautizo, una comunión e incluso una separación.

Sin embargo, igual que en las relaciones sentimentales nunca existirá la percepción y sencillamente nos decantaremos por la pareja que más nos guste, lo mismo pasará con el cava. En definitiva, un cava nunca será perfecto, será diferente.

Agustí definió el maridaje como la combinación perfecta para asegurar una armonía entre el cava y la comida. Sin embargo, los maridajes dependerán de muchos factores.

Llevarse por las percepciones, experimentar con nuestra imaginación y tener una actitud abierta a nuevas sensaciones será clave.

Normalmente siempre empezamos decidiendo qué comeremos y después escogemos el cava. Pero, también podemos empezar a la inversa.

Cada vez son más los restaurantes que nos ofrecen un menú maridaje para intentar fusionar dos elementos de forma excelente.

Para establecer armonía y asegurar un correcto maridaje deberemos tener en cuenta distintos factores como la intensidad, las texturas, el contenido graso de los alimentos…, entre otros.

En primer lugar, deberemos valorar la intensidad gustativa tanto del cava como del plato, es decir, los cavas de sabor potente los maridaremos con platos intensos y será interesante empezar las comidas con cavas suaves e ir aumentando su intensidad, igual que con los platos. En definitiva, la norma principal consistirá en cavas suaves con comidas ligeras y comidas fuertes con cavas consistentes.

Por otro lado, cuando se habla de texturas nos referiremos a las sensaciones táctiles en boca al catar un plato o un cava. En los platos, buscamos texturas parecidas al cava y la idea es encontrar la textura similar.

El carbónico del espumoso nos ayudará a limpiar la boca, dejando una boca preparada para el siguiente bocado.

Los cavas con un elevado contenido alcohólico o los más ácidos ayudarán a digerir manjares grasos debido a que el alcohol y el ácido ayudan a disolver las grasas durante la digestión.

En definitiva, el objetivo de un maridaje perfecto es crear una armonía y un equilibrio para que no domine la comida sobre el vino y viceversa.

388661_10151588804123428_1456415929_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s