Can Fabes cerrará sus puertas

La familia Santamaría-Serra decide poner punto y final al proyecto por motivos económicos.

En un comunicado emitido por la familia Santamaría- Serra, propietaria del establecimiento, se ha informado que tras 32 años de una aventura culinaria,  el próximo 31 de agosto, el restaurante cerrará definitivamente sus puertas, poniendo punto y final a un referente gastronómico y a una maravillosa etapa. Dejando atrás años duros de creación infatigable, de la búsqueda de la máxima calidad en el producto y de la perfección en la cocina y la sala. Así como del compromiso con las raíces culinarias y con su renovación, todo presidido por el ideal que transmitió Santi Santamaría, cofundador y considerado el alma de Can Fabes: “complacer a los clientes, como seguiremos haciendo con toda la ilusión hasta el último día”.

A pesar de los más de doscientos cincuenta años de experiencia y de mantener las dos estrellas Michelin, la familia propietaria de Can Fabes asume que la crisis ha sido el factor desencadenante, debido a la carencia de viabilidad económica necesaria para poder seguir con un proyecto basado en la excelencia culinaria.

New-Can-Fabes

Hace un año, el restaurante Can Fabes renovó su imagen corporativa, decoración y oferta gastronómica, unos cambios encaminados a impulsar el restaurante, dirigido por un nuevo equipo: la hija del chef, Regina Santamaría y por el Chef Xavier Pellicer.

Sin embargo, los problemas en el restaurante comenzaron cuando Xavier Pellicer anunció que se desvinculaba del establecimiento con el objetivo de poder dedicarse con exclusividad a sus proyectos individuales, comunicando un cierre temporal desde el 30 de enero al 5 de febrero por mantenimiento del restaurante y trabajo interno del equipo.

A principios de año, el chef Xavier Pellicer abandonó Can Fabes y su papel lo retomaron Jerome Bondaz e Iván Solà, cuyo recorrido finalizará siete meses después de su incorporación. Pellicer había entrado en Can Fabes tras el fallecimiento de Santamaría, y había mantenido dos de las tres estrellas Michelin. Las mismas dos con las que se despedirá.

El restaurante ubicado en los pies del Montseny, durante años ha sido la cuna de grandes cocineros y de profesionales de la restauración tales como Javier Villero, jefe de cocina de los restaurantes de l’Escola Superior d’Hostaleria de Barcelona (ESHOB), un profesional que a día de hoy sigue respetando la filosofía de Santi Santamaría, transmitiendo día tras día a sus alumnos la forma de pensar y hacer del reputado chef.

Durante los largos y duros años de trabajo, el establecimiento ha visto la transformación de este espacio de culto hacia el producto de temporada y la buena mesa.

En Can Fabes, el clasicismo y la tradición se reinventaban y evolucionaban cada día al servicio de los comensales.

Sin duda, la pasión por la cocina de la familia Santa María está escrita y la herencia de Santi Santamaría perdurará a lo largo de la historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s