Crema de coliflor asada con cúrcuma, aceite de arbequina, sésamo negro y “rosta”.

Texto y fotografías: Maite Batalla Milesi, exalumna y profesora en ESHOB.

Hace mucho frío, el invierno está pegando muy fuerte este principio de 2015. Los excesos de las fiestas navideñas aun nos pesan en el cuerpo y vendría estupendamente un plato calentito y “detox”. Perfecto prepararlo con la hortaliza de temporada por excelencia, la coliflor, de óptimas cualidades desintoxicantes que ya explicamos hace un tiempo aquí y con cúrcuma fresca que añade otras tantas y suma propiedades anti inflamatorias, hépatoprotectoras, antioxidantes, expectorantes… ¡Un dechado de virtudes!
Quizá podamos permitirnos añadir una loncha de tocino, muy sabrosa y crujiente, o quizá mejor dejar a un lado las grasazas unos días y usar unas chips de boniatos o de remolachas en su lugar. Sea cual sea vuestra opción, disfrutad.

{Ingredientes}

2 coliflores blancas de tamaño mediano.

1 cebolla tierna —con el tallo.

1/2 rizoma de cúrcuma fresco.

8 lonchas finas de tocino sin piel.

Para una opción veggie sustituimos el tocino por 1 remolacha a lonchas finísimas.

100 ml de aceite de oliva arbequina virgen extra.

Sésamo negro.

Sal marina.

{Elaboración}

Troceamos la coliflor en ramitos pequeños y la sumergimos en agua fría durante unos 10 minutos para lavarla e hidratarla; Luego la colocamos en una bandeja de horno, en la que también ponemos las lonchas de tocino, y la llevamos al horno precalentado a 180ºC. Ha de quedar tierna y tiene que tomar algo de color. El tocino tiene que estar asado y crujiente. Ponemos los dos ingredientes en la misma bandeja con la finalidad de que una parte de la grasa del tocino impregne la coliflor y le aporte algo de sabor, de todos modos es importante controlar el proceso ya que es más que posible que uno de los dos ingredientes esté listo antes que el otro, en cuyo caso hay que sacarlo del horno y dejar terminar el proceso del ingrediente que no esté listo. Cuando ambos estén reservamos.

En una cacerola vertemos un chorrito de aceite de oliva y sofreímos en él la cebolla cortada a rodajas, luego añadimos la coliflor asada y la cúrcuma rallada; Le damos un par de vueltas y mojamos con agua, sólo que cubra la coliflor. Damos un hervor y trituramos el puré muy finamente. Si fuera necesario añadimos un poco más de agua. Corregimos de sal.

Si la opción de tocino os parece adecuada, sólo faltará montar el plato: En un cuenco o sopera individual servís la crema muy caliente que inmediatamente decoráis con un chorrito de aceite de arbequina y el sésamo negro. Colocáis encima la “·rosta” y servís.

Si os gusta más la opción “veggie” obviáis el tocino en el asado de la coliflor. Preparáis chips con las rodajas de remolacha haciéndolas freír a baja temperatura en abundante aceite de oliva y las servís esparcidas sobre de la crema justo en el momento de consumirla.

Os va a encantar.

.Featured image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s